La rosa de los vientos

Los indígenas perdidos

La verdad es que poca gente se preocupa de las minorías y de esto se aprovechan las grandes multinacionales, sobretodo en Centroamérica y Sudamérica, donde miles de indígenas son expulsados de sus tierras para extraer oro, plata, piedras preciosas… cualquier cosa que haga a los ricos más ricos, aún a costa de llevar a las comunidades indígenas al borde de su desaparición.

Pero claro, si hay dinero por medio qué más nos dan cuatro pobres incultos con taparrabos, qué importa la desertización de amplias zonas que supone que numerosas especies animales estén en peligro de extinción. El dinero, en este mundo solamente manda el dinero. Y es que México es actualmente el 9º país productor de oro y el 1º de plata, qué importan las personas. Además, en miles de años los indígenas han convivido en perfecta armonía con la naturaleza. Sin embargo las explotaciones mineras dejan restos de materiales pesados durante años en los terrenos donde han montado sus minas.

huicholes

Huicholes

Por eso se puede ver al presidente mexicano, Felipe Calderón, vestido con trajes típicos justo después de firmar acuerdos que autorizan a empresas norteamericanas a extraer oro en tierras que habían sido propiedad de los indígenas desde hace varios siglos, desde siempre.

bruno_cardenosaMientras la ONU dice que están intentando parar estas expulsiones, pero todos sabemos que no lo harán. Cada año miles de pueblos indígenas son expulsados y nunca hacen nada por evitarlo.

Bruno Cardeñosa nos habla en esta ocasión, de las expulsiones de los indígenas de sus tierras para el enriquecimiento de grandes corporaciones. Como siempre Bruno le pone voz a los sin voz, por algo la sección se llama La voz de los condenados.

Más audios en Onda Cero

Share

Centros de menores o cárceles

9 de julio 2011 Ramón de 19 años aparece muerto.

Estaba cumpliendo una condena de fines de semana en el centro de menores Teresa Calcuta, en Brea de Tajo (Madrid). Fue condenado por pequeños hurtos, pero esa noche tras sufrir varios ataques de ansiedad no aguantó más. Anteriormente ya había dicho que no quería volver más a ese sitio, donde únicamente sufría.

Los padres reclamaron la autposia que únicamente certificó la hora de su muerte, aunque la familia aseguró que el cuerpo mostraba signos de haber sido golpeado. Bajo el maquillaje se veían marcas en el cuello, arañazos…

Algunos diputados de la Comunidad de Madrid (ignorados obviamente) habían asegurado anteriormente que en los centros de la comunidad no funcionaban bien, que había falta de profesores en áreas pedagógicas, psicológicas y médicas, además de recordar al resto de políticos de la asamblea de Madrid que los jóvenes de esos centros están ahí para reinsertarse, para que puedan volver a integrarse en la sociedad…

15 de septiembre de 2010 Si vuelvo me mato.

Fueron la palabras que dijo un menor antes de volver al Centro Hogar Galapagar, centro que como casi todos los centros en Madrid, son gestionados por empresas privadas, frecuentemente ligadas a instituciones religiosas. Centro de Hogar Galapar ya había recibido varias denuncias por malos tratos. Si algún chaval se portaba mal le retiraban la comida y le hacían pasar hambre, según decían los responsables del centro para dar una lección al resto.

Volvió y se mató.

Poco antes otro chico que cumplía condena en Centro Marcelo Nessi (Badajoz). Había cometido varios robos cuando tenía únicamente 13 años. Una ley que hizo que tuviera que estar internado en un centro donde el chaval aseguraba que le pegaban, que ese centro era un infierno.

Amnistía Internacional en 2010 realizó un informe donde indicaba que se debía modificar al 100% el funcionamiento de estos centros. Además reunieron testimonios que aseguraban que en muchos donde se aseguraba que en esos centros se maltrataba, que eran más una cárcel que un centro de menores, que los guardias de seguridad eran los que realmente ponían las normas y “controlaban la situación”. Pero no eran únicamente golpes lo que se decía en estos informes. También había menores que eran atados a las camas, esposados, se les sobremedicaba..

SOS racismo hizo varios escritos es los mismos términos, haciendo hincapié que estos problemas se agravaban si el menor era inmigrante, asegurando que muchos menores extranjeros no recibían ningún tipo de labor pedagógica.

Ojalá existiesen más jueces de menores como Emilio Calatayud (Granada), que sí que busca recuperar a estos chavales, pues está convencido de que pueden (como todos podemos), aportar mucho a la sociedad. A un menor que tenía unos conocimientos informáticos bastante avanzados y los utilizó para hackear los archivos digitales de varias empresas causándoles numerosas pérdidas, le “condenó” a dar clases de informática a personas que necesitaban aprender durante 1.000 horas, convirtiendo al “delincuente” en profesor de informática. Otro menor fue detenido conduciendo borracho, sin seguro y sin carnet, y en lugar de castigarle y recluirle, decidió que era mejor que aportar algo.  Le “condenó” a visitar y cuidar a personas heridas en accidentes de tráfico y que tenían lesiones permamentes.

Parece que muchos políticos y responsables de estos centros olvidan que estos lugares existen para rehabilitar, para ayudar, para educar. No son ni cárceles ni reformatorios

Pero hay casos conocidos por todos que hacen de la demagogia un arma que nuestra clase política sabe usar muy bien, hablando de endurecer aún más la Ley del menor, cuando en nuestro país tenemos una de las leyes más duras contra los jóvenes. Una ley injusta e insensible, pues no sigue el que debía ser su verdadero objetivo de REINSERTAR.

Fuente: La rosa de los vientos.

Os adjunto unos vídeos de Emilio Calatayud que creo que son bastante interesante.

Imagen de previsualización de YouTube

Imagen de previsualización de YouTube

Share

tuamigoelperro

Mi sueño
tuamigoelperro

Blogs que visito
Sitios que me gustan
alba logoamnistia2 movimientocontralaintolerancia sxzs_sos_racismo wwf
Visitas