Divagaciones

Una de las cosas que permite estar desempleado (que no parado), es que tu cabeza tiene mucho tiempo, quizás demasiado, por lo que no paras de pensar y pensar y darle vueltas a tu vida.

Además de los típicos pensamientos de aquellos que no tienen empleo desde hace mucho tiempo de que no sirves para nada, que no vas a encontrar trabajo nunca, que quizás no haces lo suficiente para encontrar trabajo, etc., también tienes tiempo de pensar en cosas más banales e irrealizables. Aunque bien mirado quizás no sean tan banales.

Y en esas estaba ayer cuando entré en la Web de Loterías y apuestas del estado a jugar la euromillonaria y la primitiva de cada semana (6 € semanales que está la cosa muy mal), cuando ví el bote que hay para hoy en los Euromillones. 85.000.000 €. Sí has leído bien, 85 millones de euros. Y claro, uno se pone a pensar en todo lo que haría con esa barbaridad de dinero.

Bote de los Euromillones

Además de irnos a vivir a Galicia (seguramente a la Costa da Morte) y comprarnos una autocaravana para recorrer Europa, pocos lujos más íbamos a darnos Elena y yo. Los que nos conocéis sabéis que no somos gente de lujos. Nada de joyas, ni relojes caros, ni ropa de marca, ni ninguna de esas chorradas. Eso lo tenemos muy muy clarito.

Pero mis divagaciones vienen a la hora de ayudar a la gente. Siempre he pensado en repartir una cantidad más o menos importante (en función del premio lógicamente) a la familia más cercana, pero es verdad que según va pasando el tiempo y vas descubriendo algunas cosas, esa cantidad (por ahora imaginaria) es cada vez más pequeña. Y es más pequeña no para quedarme yo con más dinero, nada de eso, lo es para poder tener más euros para repartir entre aquellos que más lo necesitan.

Si me tocan los 85 millones de euros, al menos 15 millones irían a diferentes ONG’s, eso seguro. Y al menos 10 millones los donaríamos a distintas protectoras de animales. Pero luego hay tanta gente a la que ayudar.. y más últimamente. Para ellos seguro que también habría dinero. Algunas veces hemos visto por televisión a padres llorando porque no pueden pagar la rehabilitación o el tratamiento de sus hijos. En muchos casos hablamos de cantidades inasumibles para una familia normal, pero que si tuviera ese dinero puedo asegurar que esos niños no dejarían de tener su tratamiento.

Estas cosas las he pensado muchas veces. Pero la última idea que ha pasado por mi cabeza pensando en que me sonría la diosa fortuna con el sorteo de hoy, es ayudar a los desahuciados. Bueno, sobretodo ayudar a los que todavía no lo han sido. Mi idea es la siguiente.

STOP DesahuciosContactaría con gente de STOP DESAHUCIOS de toda España, cuando hubiese algún caso en el que se supiese a ciencia cierta que la familia no puede pagar la hipoteca de ninguna de las maneras, yo les compraría la casa, a ellos, no al banco, por el valor real si con eso cancelasen toda la deuda o por el el valor total de la deuda. Acto seguido firmaría con ellos un alquiler muy bajito, que podría ser de 0,00 € si la familia en cuestión apenas tuviese ingresos. De esta forma no se quedarían en la calle y además no tendrían deuda alguna con el banco. Si la cosa les mejora, encuentran trabajo y esas cosas, pues les cobraría un pequeño alquiler, digamos 200-300 €. Si dedicara a esto 20 millones de euros, ¿a cuántas familias podría ayudar?, ¿cuántos desahucios podría parar?, ¿cuántas vidas podría mejorar? Creo que esto me haría infinitamente más feliz que tener un Ferrari o un reloj de diamantes.

A veces pienso que “Dios” no deja que me toque la lotería porque acabaría siendo pobre jajajaja.

En fin, cosas que pasan por la cabeza de uno cuando tiene demasiado tiempo.

Share

Comentarios

comments

Powered by Facebook Comments

2 respuestas a Divagaciones

  • Juanky, no se por qué, al leer este tu artículo de hoy, me ha venido a las mientes el cuento de “La lechera” del fabulista griego Esopo.
    A mí, si me cayeran 85 millones (nunca echo a la lotería, por ideología) a lo que lo dedicaría es a formar un verdadero ejército de policías demócratas del pueblo, para que acabaran con todo este entramado policial que son el brazo tonto (ultra y cruel) del terrorismo de Estado que nos invade de manera creciente.

    Pero no caerá esa breva…

    • Erprofe dijo:

      Claro que es el cuento de la lechera Jesús, por eso lo he llamado divagaciones, si tuviera el dinero no divagaría, lo haría jajajaja.

      Por cierto, te veo algo resentido con los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado 😉

      Un abrazo, como siempre, por la izquierda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Connect with Facebook

tuamigoelperro

Mi sueño
tuamigoelperro

Blogs que visito
Sitios que me gustan
alba logoamnistia2 movimientocontralaintolerancia sxzs_sos_racismo wwf
Visitas