No nos dejan ser felices

Empezaré diciendo que me considero un tipo sencillo (que no simple), no necesito ningún lujo para ser feliz. Pondré algunos ejemplos:

  • En vacaciones prefiero ir a una casa rural pequeñita que a un hotel de 5 estrellas. Tienes que limpiarla, hacerte la cama, preparar la comida el día que no sales de excursión…, pero Elena, Tara, Merlín y yo la disfrutamos mucho más.
  • El móvil. Jamás he pagado por uno. Lo renuevo solamente cuando se estropea el anterior y siempre por uno que me den gratis. No necesito estar conectado cuando salgo de casa, es más agradezco no estarlo. Pago 9 € al mes, que es el mínimo, casi nunca me paso, es más, normalmente no llego a esa cantidad.
  • No tengo joyas, ni me gustan. Mi reloj es un Casio. El único capricho es que es solar. Mis pulseras son de cuero, compradas en mercadillos o regaladas por amig@s.
  • No tengo ropa de marca. Bueno, algún pantalón de chándal sí, porque con mi talla antes solamente había Nike, y como me duran 10 años fácil, pues alguno me queda.

  • elena_tara_merlinHobbies. Lo que más me gusta hacer es viajar, pero el plan en el que lo hacemos no es de lujo. Nos gusta ver ciudades, pero sobretodo nos gusta ir a playas, presas, montes, miradores, ríos, faros, pantanos…, cualquier lugar donde Tara y Merlín puedan ir sueltos y los cuatro podamos dar paseos en contacto con la naturaleza. También nos encanta ver pequeños pueblos, ya sean de interior o de costa, y cuanto más pequeños mejor. También me encanta jugar al ping pong con Elena (en cuanto tengamos dinero nos compraremos una mesa) o al badmington. Disfruto jugando a la WII o cantando al Singstar con Elena y mi “cuñao” Juan Ignacio. Vamos, que las cosas que me gusta hacer no requieren de mucho dinero.
  • Comida. Todos sabéis que me encanta comer bien, solo hay que verme ;-). Pero eso no quiere decir que me guste tirar el dinero, más bien lo contrario. ¿Mi plato favorito? La tortilla de patata, y si está poco hecha mejor (manda huevos que en mi casa cocine yo y una de las pocas cosas que no sé hacer es la tortilla de patata). Sí vale, me encanta el marisco, pero prefiero mil veces ir, por ejemplo, a los puestos que ponen en el puerto de Muros (Costa da Morte) por las tardes, comprar el marisco, cocerlo en casa y comerlo acompañado por una botella de Ribeiro sin etiqueta comprada en una pequeña tienda , que ir a un restaurante y pagar por lo menos diez veces más. Como mucho, vamos a la tasca del pueblo, donde casi siempre se come bien y barato.

Podría poner más ejemplos, pero creo que los que no me conocéis mucho os hacéis una idea de mis gustos. Añado, que Elena es todavía menos gastona que yo, así que….

Algunos os estaréis preguntado, ¿qué tiene que ver todo esto con el título de post? Fácil. A pesar de lo que acabo de contaros sobre nuestras vidas, no nos dejan ser felices. Suena muy bonito cuando algunas personas dicen que esto sirve para darnos cuenta de dónde se puede recortar, pero cuando tu vida ya era austera de por sí, recortar te supone que tienes para comer y poco más. Eso sí, yo ya no como jamón serrano, ahora pavo del Ahorramás, Elena ya no come queso puro de oveja, compramos queso de sandwich baratito. Y el marisco dejémoslo para las fotos de las vacaciones de épocas pasadas. Las barbacoas, poco cordero (si hay algo) y mucho cerdo. Aparte de la comida, cuando me despidieron hace un año dejamos de ir a comer fuera, cosa que hacíamos una vez al mes como mucho y consistía en ir a un chino, comprar unos Kebabs o ir a un “bar de viejos” como yo los llamo, a comer unas raciones de calamares, oreja, bravas… Pero desde hace tres meses ya no salimos ni al campo con los perros. Al precio que va la gasolina, hacer una excursión a algún pantano para pasar el día viendo a Tara y Merlín disfrutando como locos, y nosotros más, sale por un ojo de la cara. Así que nuestro ocio queda prácticamente reducido a ver series descargadas de Internet, el ordenador, leer libros comprados hace años y que no leíste por alguna razón y jugar en el patio al badmington el día que no hace aire.

felicidad

Y todo esto porque unos “señores”, que se bañan en botellas de champagne de 3.000 €, que tienen coches que cuestan más mi casa, que en una noche de fiesta se pueden gastar lo que mucha gente no gana en un año, han provocado una crisis, perdón están llevando a cabo una estafa, que hace que España sea el cuarto país con los niños más pobres de toda la Unión Europea, ocupamos el primer lugar en paro, 200 familias son desahuciadas cada día en España, han recortado los derechos de los trabajadores, han aumentado el precio de las tasas universitarias, el transporte público ha subido en algunos casos más del 50%, temas como la dependencia, los inmigrantes, los funcionarios…, la lista podría ser interminable.

Con estos datos admito que hay mucha gente en peores circunstancias de las que estoy yo, mucho peores, pero no me vale eso de mal de muchos…

El dinero no da la felicidad, es cierto, pero siempre que tengamos unos mínimos cubiertos. Casa, comida, ropa, y un mínimo para ocio. Y todo esto nos lo están quitando, lo que me lleva a afirmar que NO NOS DEJAN SER FELICES.

Share

Comentarios

comments

Powered by Facebook Comments

7 respuestas a No nos dejan ser felices

  • Pues en estos pocos días que van desde diciembre hasta hoy, no me he encontrado a nadie que me diga: “Mecagüen la mar, ya me estoy arrepintiendo de haber votado al pp” sin embargo yo los suelo detectar con mi aparatito de detectar votantes del pp. No falla, todo el que me dice: “De toda esta crisis que tenemos, la culpa es de Zapatero”. No falla, pepero seguro.

    Saludos,

    • Erprofe dice:

      Amigo Jesús:

      O culpan a Zapatero o dicen que todos los políticos son iguales. Lo triste es que entre los votantes de la gaviota hay gente que también lo está pasando mal, muy mal.

      Un abrazo por la izquierda amigo.

  • El Pinto dice:

    Amigo eres la leche!, me sorprendes con tus comentarios sencillos y personales. Supongo que por compartirlos. Nada tan placentero para mi que ese paseo con Roma por el campo, junto a un río. Nada tan hermoso como sentir la naturaleza y las caricias de la vida.
    La vida, la de algunos està en esa sencillez que apuntas y también en el compromiso que destilas con tus semejantes. Pobres los miserables incapaces de sentir más allá de los placeres conseguidos mediante el hurto y el engaño.
    Un abrazo amigo

    • Erprofe dice:

      Muchas gracias por tus palabras amigo.

      Muchas veces escribo sobre cosas de mi vida de forma sencilla, porque debo reconocer que si hay Dios, éste no me dió el don de saber escribir. Pero como siento la necesidad de contar algunas cosas, y además en muchas ocasiones me ayuda expresarlas, pues hago estos posts. Si encima a los amigos os gusta, ¿qué más puedo pedir?

      Me da mucha pena la gente que sólo es capaz de disfrutar a base de gastar y gastar. Pena y rabia, pues demasiadas veces pueden gastar a costa de la pobreza y las miserias de otros.

      Un fuerte abrazo.

  • ANGELES dice:

    Querido amigo,en la mayoría de las cosas estoy de acuerdo contigo,pero esperemos que todo vuelva a su cauze,bueno no,que mejore aunque lo veo difícil,tu desahogate como quieras,como persona libre que eres,y nunca pierdas ilusión y sobre todo el corazón dejateló a la izquierda,pero los abrazos de frente,jajajjajja,uno muy fuerte para tí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

tuamigoelperro

Mi sueño
tuamigoelperro

Blogs que visito
  • Amor alejandradiazortiz
Sitios que me gustan
alba logoamnistia2 movimientocontralaintolerancia sxzs_sos_racismo wwf
Visitas